miércoles, 27 de enero de 2010

La ambigüedad del viajero




Vengo de un viaje, por eso este blog no se actualizó en los últimos días.
Me encanta viajar, pero a veces me pregunto qué es lo que busco cuando viajo.



Y me lo pregunto porque cuando viajo sin él los lugares pierden un poco de sentido.
Soy una tonta, porque puedo estar frente a la maravilla más grande del mundo, pero pienso que preferiría estar en la Villa 31 con él.
Y lo peor, es que cuando vuelvo y estoy de vuelta con él, reconfirmo lo del párrafo anterior.


Los viajes me generan a veces, la duda de "...qué pasaría si esta vez no vuelvo..."


Parece que a alguien más le pasaba ésto y por ello, en este post vamos a homenajear a la letra de Cadícamo y a la voz de Gardel repoduciendo la letra del tango “Anclao en París”.
Un tango porteño de los años `30 que caracteriza de la forma más certera y precisa lo que yo denomino nostalgia.


“Tirao por la vida de errante bohemio


estoy, Buenos Aires, anclao en París.


Cubierto de males, bandeado de apremio,


te evoco desde este lejano país.


Contemplo la nieve que cae blandamente


desde mi ventana, que da al bulevarlas


luces rojizas, con tono muriente,


parecen pupilas de extraño mirar.


Lejano Buenos Aires


¡qué lindo que has de estar!


Ya van para diez años que me viste zarpar...


Aquí, en este Montmartre, fobourg sentimental,


yo siento que el recuerdo me clava su puñal.


¡Cómo habrá cambiado tu calle Corrientes..!


¡Suipacha, Esmeralda, tu mismo arrabal..!


Alguien me ha contado que estás floreciente


y un juego de calles se da en diagonal...


¡No sabes las ganas que tengo de verte!


Aquí estoy varado, sin plata y sin fe...


¡Quién sabe una noche me encane la muerte


y, chau Buenos Aires, no te vuelva a ver!”




Saludos y salud



Y recuerden que el exilio no es más que una “no opción”, que nadie, o casi nadie se va de su casa porque tiene ganas. Dudo que el migrante esté relacionado a una persona feliz.
Y citando al cantautor César Isella “Uno vuelve siempre a los viejos sitios en que amó la vida… por eso muchacho no partas ahora soñando el regreso, que el amor es simple y a las cosas simples las devora el tiempo…”


4 comentarios:

  1. Eres una viajera al igual que yo, me encanta disfrutar de la tristeza que me da el partir, de la libertad que me da el viajar y de la añoranza que produce mi regreso.
    Y esa canción está bella, en México tenemos una que dice así: México lindo y querido si muero lejos de ti, que digan que estoy dormido y que me traigan aquí" Esta con relación a la migración de la gente y a la infelicidad que produce tener que partir sin saber si se vuelva a su terruño querido.
    Bello post!

    ResponderEliminar
  2. Un post muy bonito, algo así pensé yo esta semana que volví de viaje... te conocí a través del blog de luismi. saludos.

    ResponderEliminar
  3. http://plumadepandora.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  4. Me gusta como escribes tu cronica, la mas real y con una version de otro vuelo. Saludos

    ResponderEliminar